Novelas románticas a la venta

Novelas románticas a la venta

martes, 28 de agosto de 2012

Tan tierno que es imposible odiarlo


Todos tuvimos de niños algún juguete que era nuestro favorito y los que solían estar en la lista eran nuestros muñecos de peluche, usualmente eran los elegidos para dormir con nosotros y nos acompañaban en nuestras aventuras. Quizás incluso lloramos cuando perdieron un ojo o el relleno comenzó a salirse por alguna costura pero nada que una aguja e hilo no pudieran reparar.
Tal vez en algún momento soñamos con que nuestros muñecos cobraran vida y fueran nuestros amigos, afortunadamente nunca sucedió ya que, de haberlo hecho, seguramente hubiéramos sufrido el susto de nuestras vidas mientras el hecho se convertía en una leyenda urbana sobre peluches poseídos.
Contemplemos por un momento la idea de tener un peluche que cobra vida, incluso si lográramos superar el trauma y lo aceptáramos como un miembro más de la familia seguramente pronto se perdería la novedad. También surgiría otro problema ¿qué haríamos al ser adultos? No sería conveniente ir cargando un muñeco de peluche a todas partes a menos que tengas planeado tomar votos de castidad porque sería difícil resultar atractivo para el sexo opuesto si no puedes dejar tus juguetes en casa.
Seth MacFarlane, creador de shows como Family Guy y American Dad!, escribió, produjo y dirigió la película Ted que nos muestra precisamente la vida de un niño cuyo deseo de la infancia se volvió realidad. Mark Wahlberg nos obsequia una gran actuación como John, el adulto cuyo mejor amigo sigue siendo el oso de peluche que le regalaron de niño.
Admito que la idea para esta película resulta un tanto extraña pero las actuaciones son tan buenas que el resultado es una entretenida comedia que te hará reír de principio a fin. Ted, el oso cuya voz es la de MacFarlane, pasó de ser un dulce osito a ser un cínico e irresponsable compañero de fiestas para John, quien no puede evitar dejarse influenciar negativamente por su amigo de toda la vida.
A pesar del mal comportamiento de Ted y sus obvios malos hábitos es imposible no encariñarse con él, incluso cuando hace comentarios lascivos e irrespetuosos no podemos dejar de verlo como un adorable y esponjosito oso de peluche. Las situaciones son tan cómicas y los personajes son tan honestos que en ningún momento reparamos en lo absurdo de la situación.
La relación entre Ted y John parece inquebrantable hasta que Lori, su novia interpretada por Mila kunis, se harta de compartir a su pareja con un egoísta oso de peluche que sólo piensa en divertirse sin importar el efecto negativo que esto puede tener en su mejor amigo. John tiene problemas en el trabajo y en sus relaciones por la constante presencia de Ted en su vida.
El tema podría resultar deprimente al pensar que todo es una analogía sobre enfrentar responsabilidades, convertirse al fin en un adulto, etc. etc. pero me alegra decir que este no fue el caso. Claro que no faltan los sermones sobre tomar las riendas de tu vida y madurar pero se maneja de una manera hilarante.
La película está salpicada de referencias a la cultura pop y casi puedo asegurar que todos los que somos de la generación de Mark Wahlberg nos emocionamos con el genial cameo de un ícono de los ochentas. Las reacciones de John y Ted son tan reales como las de cualquier persona que tiene toda una vida de recuerdos con su mejor amigo. Por momentos incluso olvidamos que se trata de un oso de peluche hasta que nos enternece moviendo sus patitas. Incluso la escena de pelea en la que Ted logra propinar unos buenos puñetazos a John resulta adorable, cómica y quizás un poco perturbadora pero aun así, adorable.
Ted es una de las mejores comedias que he visto este año y la recomiendo ampliamente, debo advertirles que no es para niños, no se dejen engañar por el osito de tierna mirada que sostiene una botella de cerveza, por más bonito que se vea su lenguaje no es nada apropiado para los infantes. La película tiene muchos chistes subidos de tono y sobran las referencias de contenido sexual pero eso es lo que hace maravilloso a Ted, su descarada personalidad.
La imagen utilizada es el póster oficial de la película y es propiedad de la productora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario